Al inicio de un nuevo año casi todos se proponen hacer grandes cambios en sus vidas e inician con mucho entusiasmo dichos propósitos. Desafortunadamente y sin darse cuenta, estos, poco a poco se van evaporando como el agua, en pocos días o semanas se diluyen logrando perderse con el pasar del tiempo. Lo mas triste es que se vuelve a las mismas rutinas y malos hábitos ya conocidos. Cuando esto se repite año tras año no plantean la pregunta: que…

Suscríbete a nuestra lista de correos
para recibir noticias y artículos.